• Colectivo

Carta a los padres de niños con TDAH

Dra. A. Cohen, Dr. E. Acquaviva, Dr. A. Hubert, Pr. R. Delorme,

Servicio de psiquiatría infantil del hospital Robert Debré, París Francia.

Traducido por Dra. E. Stantiford.


Queridos padres,

La situación de confinamiento estricto en la que nos encontramos puede ser difícil de manejar. Puede que se pregunte cómo ocupar a su hijo con TDAH con o sin hiperactividad, especialmente si vive en un piso sin jardín. Por lo tanto, es importante seguir unas cuantas pautas de estilo de vida saludable hasta que las escuelas y los colegios vuelvan a abrir.

1. No interrumpa el tratamiento de su hijo/a menos que su médico le indique lo contrario. En el caso de que necesite una receta actualizada, contacte con su médico de cabecera o psiquiatra, a través de una teleconsulta se puede renovar la receta y podrá recogerla directamente en la farmacia con su tarjeta sanitaria.

2- Organice los días de su hijo/a según un día de colegio típico: tiempo para el trabajo escolar a través de los medios de enseñanza proporcionados por cada colegio y supervisados por los padres, tiempo para la relajación y el recreo (incluso si es en el interior). No dude en dejar por escrito el horario de su hijo/a así él o ella pueden mirarlo siempre que lo necesiten (puede utilizar pictogramas visuales para niños no lectores). Puede delimitar los diferentes tiempos con tonos de llamada programados. Lo importante es que su hijo/a trabaje y aprenda, se puede ser más “flexible” que en la escuela (puede estar de pie, estudiar de pie o en el suelo, trabajar en voz alta).

3- Mantener horarios fijos : acostarse y levantarse a la misma hora y también respetar el horario de las comidas. El momento de las comidas puede ser un momento agradable, en familia , que “rompe” con la rutina diaria de la vida en el confinamiento.

4. Mantener los tiempos de socialización con la gente fuera de la casa diariamente (familia, amigos de la escuela) por teléfono y si es posible visualmente a través de Skype/Facetime/whatsapp. Si su hijo es lo suficientemente mayor y le interesa puede programar un tiempo de llamadas con sus compañeros. Para los niños mayores – y/o los que no tienen teléfono – déjelos hablar a solas con sus compañeros o amigos, estarán más cómodos. Para aquellos que tienen un teléfono móvil, no habrán esperado su autorización y ya se habrán puesto en contacto con sus amigos ;)

5- Mantener una actividad física diaria: hacer ejercicios o gimnasia en casa. Si es posible haga una sesión de 30 minutos por la mañana y 30 minutos por la tarde como las clases de educación física de verdad. Algunos ejemplos de ejercicios: correr por el pasillo, arrastrarse por un pequeño recorrido. Es un poco ruidoso para los vecinos, pero es importante (avise a los vecinos si puede - sin entrar en contacto físico con ellos). Puede mirar en Internet, hay un montón de videos y ejemplos.

6- Organizar actividades manuales durante el día como dibujo, manualidades, pintura, música – al igual que hacen en clase de plástica.

7- Organizar un juego familiar por la noche después del “colegio”. Unos 10 minutos con toda la familia, como karate, baile, para divertirse todos juntos.

8- Hable con su hijo sobre la situación actual de forma abierta, tranquila, adaptada a su nivel de comprensión, sin detalles innecesarios. Es importante tener palabras tranquilizadoras (para el niño, para su salud y la de los que le rodean). Pregúntele qué le preocupa. Una conversación con varias personas siempre es más fácil. Explique por qué es importante respetar las medidas de prevención (como lavarse las manos, estornudar en el pliegue del codo, usar un pañuelo desechable, no tener contacto físico cercano), esto lo protegerá del riesgo de infección por el virus Covid-19. Por último, limite la exposición de su hijo a la información de la televisión y las redes sociales. Esta conversación debe repetirse regularmente. Los niños están preocupados pero no expresan esta preocupación de la misma manera que los adultos.

9- Cuide de sí mismo como padre/madre. La ansiedad se transmite: cuando los padres están preocupados, los niños también lo están, es importante cuidarse también a sí mismo como padre/madre. Es importante estar informado pero utilice los medios de comunicación fiables y que no incrementen demasiado su ansiedad. En caso de necesitarlo puede hacer ejercicios de respiración o relajación, con o sin los niños.

10. Si lo necesita no dude en ponerse en contacto con el médico de cabecera o psiquiatra por teléfono o correo electrónico.

48 Boulevard Serurier, 75019  Paris France

©2020 by Dr. Benjamin Landman. Child Psychiatry, Robert Debre Hospital - Paris